FORMAR

“Noeo” viene del griego y significa comprender con la mente y el corazón. Se quiere buscar y redescubrir todas las riquezas de los textos cristianos empezando por la Palabra y conectarlos con los retos de la sociedad tecnológica.